Presentación del Interlocutor Policial Territorial Sanitario para evitar agresiones a profesionales de la salud

​La subdelegada del Gobierno, Francisca Molina ha destacado que “es fundamental profundizar en la labor formativa con los profesionales sanitarios para mejorar su concienciación sobre casos que pueden considerarse como tipología delictiva y que no deben tolerar”
|

La subdelegada del Gobierno en Jaén, Francisca Molina, ha presentado hoy en rueda de prensa, junto al comisario principal jefe del Cuerpo Nacional de Policía en Jaén, Jesús Herranz y al teniente coronel jefe de la Comandancia de la Guardia Civil en Jaén, Luis Ortega, a los Interlocutores Policiales Territoriales Sanitarios que van a representar el enlace entre el Gobierno de España y los profesionales sanitarios afectados por agresiones.

IMG 20180315 WA0033


En este sentido, Francisca Molina ha informado que se ha designado como el Interlocutor Policial Territorial Sanitario del Cuerpo Nacional de Policía a Tomás García, inspector jefe de la Brigada provincial de Seguridad Ciudadana y a Francisco Javier Lozano, comandante de Operaciones de la Comandancia de la Guardia Civil en Jaén.


Así ha explicado Molina que esta iniciativa surge de la Instrucción 3/2017 de la Secretaria de Estado de Seguridad, sobre medidas policiales a adoptar frente a agresiones a profesionales de la salud, que tiene una doble vertiente: por un lado reducir la reducción de los índices de criminalidad y por otro, la mejora de la protección de las víctimas.


La subdelegada del Gobierno ha destacado que se ha apreciado “un incremento significativo de número de actos violentos dirigidos a profesionales de la salud, según datos del Observatorio Nacional de agresiones a médicos de la Organización Médica Colegial” y ha añadido que estos sucesos principalmente, “se concentran en el sector de la atención primaria y consisten en tipos penales de lesiones, amenazas, coacciones o injurias”.


De esta manera, Francisca Molina ha incidido en que este protocolo sobre medidas policiales a adoptar frente a agresiones a profesionales de la salud “refleja las medidas a desarrollar por los interlocutores policiales, quienes van a tratar de forma directa con los responsables de colegios oficiales representantes de colectivos sanitarios, directores de hospitales o de centros de salud, etc” y añade que “no solo van a estar en contacto cuando surja la agresión, sino que van a desarrollar un seguimiento de las incidencias que hayan surgido tanto en centros sanitarios públicos como privados”.


“La intención del Gobierno de España es la de tender una mano a los profesionales sanitarios de todos los colectivos para intentar atajar esta situación complicada, agresiones que han ido en aumento y que redundan en un peor servicio público si los profesionales se sienten cohibidos en el ejercicio de sus funciones”.


Por su parte, el comisario principal del Cuerpo Nacional de Policía en Jaén, Jesús Herranz ha señalado que la figura del interlocutor policial “va a ser fundamental”. Así ha explicado que “entre las funciones principales a desarrollar por parte del interlocutor es establecer un catálogo de centros sanitarios que irá actualizando para tenerlos perfectamente ubicados además de hacer una valoración y clasificación de riesgos, asesorar al profesional sanitario, obtener información y hacer un seguimiento individualizado de cada una de las incidencias”.


El teniente coronel jefe de la Comandancia de la Guardia Civil en Jaén, Luis Ortega ha recalcado todas las medidas a adoptar y ha añadido que “es esencial mejorar y profundizar en la labor formativa de los profesionales sanitarios para que ellos se sientan más protegidos y se conciencien de que estos casos son también es una tipología delictiva que no deben tolerar”. “Mediante esta concienciación, estos casos delictivos no quedarán en el aire y al ser denunciados, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado podremos poner en marcha las medidas necesarias para atajar esta problemática”, ha concluido.